¿Cómo gestionar un proyecto con éxito?

La crisis generada por el COVID-19 ha acelerado la revolución digital en todos los sectores de negocio. La irrupción de la tecnología de la información en todos los aspectos de nuestra vida ha cambiado el paradigma de la gestión empresarial.

Esta nueva etapa tendrá muchos retos para las empresas y eso implicará embarcarse en nuevos proyectos. Para esto, los equipos de trabajo necesitarán bases sólidas para conseguir los objetivos que se propongan, lo que implica planes de trabajo metódicos y organizados. 

¿Qué tener en cuenta a la hora de organizar un proyecto?

1.Determinar el alcance: en primer lugar se debe definir el resultado final deseado y qué se necesita para conseguirlo. Por ejemplo, si se quiere incrementar la cantidad de ventas en determinado porcentaje (el resultado final), las acciones a implementar serán promociones de ventas, estrategias de marketing y comerciales, contenidos que atraigan clientes, etc.

2.Crear un esquema del proyecto: una vez establecido el alcance, es momento de proyectarlo visualmente al equipo. Esto puede realizarse a través de un documento disponible para todos, que muestre un panorama general y el estatus del proyecto, donde se irán añadiendo los avances del mismo.

3.Planificación: aquí se debe detallar cada acción o paso del proyecto, junto con sus fechas tentativas de finalización, haciendo que sea más comprensible para todo el equipo. 

4.Asignación de roles: al asignar funciones y responsabilidades, no solo se crea una lista de colaboradores por cada objetivo, sino que también se debe tener en cuenta cómo distribuir los recursos para lograr ser eficientes y obtener resultados óptimos. 

5.Revisar el proyecto con el equipo: por último, es importante que todos trabajen juntos en la gestión del proyecto, determinando si todas las tareas fueron asignadas correctamente y con el tiempo necesario de acuerdo al colaborador.

Es cierto que la gestión de un proyecto no es sencilla, hay que considerar la variable tiempo como así también ajustarse al presupuesto asignado y a la calidad esperada.

Incluso, en muchos casos, en las etapas iniciales de un proyecto, se detecta que para ser realizado bajo los estándares esperados, la empresa debe realizar grandes inversiones en infraestructura o en personal, generando que el proyecto sea abandonado por falta de recursos.

En estos casos la solución viene dada por la tercerización de servicios. En Macrotest, contamos con partners y un equipo sinérgico con amplia experiencia en gestión y realización de proyectos IT;  tanto en el mercado latinoamericano como europeo.

Si estás iniciando o acelerando tu proyecto y deseas sumarte a nuestra línea de partners, ¡No dudes en contactarnos! 

¿Por qué contratar servicios de Outsourcing?

Outsourcing es el nombre que se le da en la práctica a la tercerización de responsabilidades en el sector IT, como la contratación de equipos para el desarrollo de proyectos o la ejecución de tareas específicas 

La contratación de este tipo de servicios permite que las empresas se enfoquen en el negocio sin tener que consumir recursos humanos y financieros en áreas que no resultan estratégicas para su actividad principal.

Beneficios de contratar servicios de Outsourcing 

La idea del outsourcing le da a la empresa libertad para dedicarse exclusivamente a su core business, contratando empresas especializadas para ejecutar tareas que sean necesarias para el desarrollo de la empresa – pero que no hacen parte del negocio. Esto acarrea múltiples beneficios: 

  1. Mayor rendimiento y productividad al evitar distracciones innecesarias. El trabajo se hace automáticamente a través de la contratación de servicios gestionados por una empresa especializada en el área. De esta forma, se reducen los tiempos de realización de tareas, ejecutando el trabajo más rápido y con mayor calidad.
  2. Ahorro de recursos humanos y financieros. Esto también conlleva el ahorro de costes, ya que el outsourcing permite ahorrar los gastos asociados a infraestructuras, contratación de trabajadores, etc.
  3. Enfocarse de lleno en actividades que sí resultan estratégicas y decisivas para el negocio. Dejarán de invertir sus recursos en áreas que no son decisivas para la actividad empresarial. 
  4. Mejores márgenes. Al ahorrar costes, se reducen los riesgos financieros. Al ahorrar en recursos humanos, se reducen los riesgos laborales. Y así, sucesivamente. La empresa no necesitará hacer grandes inversiones en infraestructura tecnológica, por lo que podrá destinarlo a otros proyectos nuevos.
  5. Mayor calidad. Los proveedores externos contarán con el conocimiento específico para la actividad a desarrollar, asegurando resultados de calidad.
  6. Transformación del coste fijo en coste variable. Esto significa que se reducen las inversiones tecnológicas al contratar a expertos, obteniendo una previsión de costes más detallada.
  7. Mayor flexibilidad empresarial. Las empresas estarán mucho más preparadas para afrontar los cambios del mercado, ya que pueden contratar servicios cuando lo necesiten.
  8. Garantía de acceso a los últimos avances tecnológicos. Los proveedores disponen de la tecnología más novedosa, de manera que la empresa puede aprovecharse de ella sin tener que hacer una gran inversión. Estos proveedores son el puente perfecto entre la empresa y la innovación tecnológica.
  9. Mayor competitividad. Las empresas mejoran su posición estratégica en el mercado y se posicionan por delante de la competencia. 

En Macrotest contamos con un equipo de profesionales estratégicamente gestionado y con amplia experiencia, que evitará afrontar riesgos innecesarios o realizar grandes inversiones tanto en infraestructura como en la contratación de personal. Con numerosos proyectos exitosos ya en el mercado, la sinergia de trabajo lograda con nuestros clientes, puede verse en la manera en la que cumplimos con los objetivos que planteamos en conjunto en cada tarea realizada. 

Si deseas llevar adelante algún proyecto y estás buscando un partner que lo haga crecer, a través de su capacidad de desarrollo ¡No dudes en contactarnos!